¿En qué consiste la ecografía emocional?

11 junio, 2019 Dayvo Sistemas

La ecografía emocional se ha convertido, desde su invención, en una nueva manera de ver la cara de tu bebé antes de su llegada al mundo. A continuación te decimos en qué consiste.

Concepto

Se trata de una ecografía en tres dimensiones a la que se le añade una cuarta. Gracias a esta tecnología no te limitarás a ver una imagen fija de tu pequeño sino que también podrás apreciar detalles de su expresión, sonrisas, bostezos, movimientos y, especialmente, cómo se siente en ese momento tu hijo.

Se recomienda hacerla durante el periodo que va entre las semanas 20 y 30 para poder captar la mejor imagen y tener la posibilidad de conseguir los objetivos que ahora exponemos.

¿Cuál es la utilidad de estas ecografías?

Aparte de para que puedas emocionarte al máximo con la cara de tu pequeño, los médicos las utilizan para analizar si el movimiento es el correcto e incluso para detectar todo tipo de anomalías que pudiera sufrir el feto.

Sin ningún género de dudas, esta ecografía ayuda a estrechar el lazo entre los padres y el hijo al ser un adelanto de lo que les espera. Poder ver con total claridad la cara y el cuerpo del que será protagonista de tu vida te causará una enorme emoción.

Esta ecografía se convierte así en el regalo perfecto para cualquier mujer embarazada. Guardar tan grato recuerdo para siempre no deja de ser una magnífica manera de volver a vivir unos sentimientos que te acompañarán durante toda tu vida.

La ecografía emocional está pensada para que conviertas la etapa final de tu embarazo en una mucho más tranquila y gozosa. No dejes de apostar por esta opción para confirmar que todo está correcto y, por supuesto, para tener una primera impresión de cómo es la persona sobre la que girará tu existencia tras el parto.