¿Por qué deberías hacerte una ecografía emocional?

18 septiembre, 2019 Dayvo Sistemas

La ecografía emocional se ha convertido en un gran regalo para una mujer embarazada. A continuación, definimos en qué consiste y exponemos los motivos por los que deberías hacértela.

¿Qué es una ecografía emocional?

Se entiende por este tipo de ecografía aquella que se realiza en 4D. Las ecografías en 3D se caracterizan por poder apreciar completamente las características del feto. En 4D se le añade el movimiento consiguiendo unos resultados muy positivos.

Es importante que sepas que una ecografía en 3D se realiza para buscar posibles anomalías o enfermedades. La 4D solo se lleva a cabo para que la madre vaya conociendo mejor la cara de su bebé.


La ecografía emocional, motivos por los que resulta tan positiva para la madre


Motivos para hacerse una ecografía emocional: un regalo para la mujer embarazada

Diversos estudios médicos confirman que la unión entre la madre y el feto se fortalece gracias a este tipo de exploraciones. Se refuerza el vínculo entre madre e hijo y, sobre todo, se consigue que como madre estés mucho más tranquila al ver que todo va bien y que tu bebé está creciendo correctamente.

Los expertos en esta técnica siempre recomiendan que la primera ecografía con estas características se realice siempre con la madre acompañada de sus familiares más cercanos. La emotividad no tarda en aparecer.

Se recomienda que la lleves a cabo a partir de la semana 16 ya que entonces es posible ver al bebé de cuerpo entero. A partir de la semana 27, la ecografía puede revelar con todo lujo de detalles la cara del bebé, siendo este uno de los momentos más esperados por parte de la madre.

Otro de los motivos importantes para que confíes en esta técnica es el estrechar el lazo de unión entre los padres. Un embarazo suele ser un proceso natural en el que hay diversos altibajos que se tienen que superar progresivamente. El poder ver al bebé se convierte en una inyección de ánimo que será de vital importancia para los meses restantes hasta el parto.


La importancia de la ecografía emocional durante el embarazo


No en vano, la técnica te permite apreciar cómo el bebé se ríe, bosteza, juega o se mueve y se complementa con la posibilidad de escuchar los latidos de su corazón. Las sensaciones que genera este tipo de acciones consiguen hacer olvidar los momentos difíciles vividos y seguir adelante con el embarazo, pero disfrutando más de cada momento al saber que no hay nada por qué preocuparse. También puedes solicitar la grabación en CD de la prueba.

Esperamos haberte expuesto con claridad las múltiples ventajas de realizar una ecografía emocional. Convierte la recta final de tu embarazo en unas semanas llenas de alegría y de emoción. Todo sea por recibir a tu bebé de la mejor forma posible cuando llegue tan esperado momento.