La evolución de las ecografías hasta llegar a la 5D

6 febrero, 2020 Dayvo Sistemas

Para la mayoría de las mujeres de hoy, es difícil imaginar pasar un embarazo sin hacerse una ecografía. La evolución de las ecografías, estas icónicas imágenes en blanco y negro de un feto en desarrollo generadas por el reflejo de ondas sonoras de alta frecuencia, empezó a mediados de la década de 1950.

¿Cuándo surgieron por primera vez?

El ultrasonido se utilizó por primera vez con fines clínicos en 1956 en Glasgow. Los primeros sistemas prototipo se desarrollaron basados en un instrumento utilizado para detectar desperfectos industriales en barcos.

En tan solo unas décadas, este invento ha evolucionado de manera muy rápida. En sus inicios las ecografías que se podían obtener eran en 2D y a blanco y negro en un plano.

El primer escáner 3D se produjo en 1974 y a finales de la década de 1980 comenzaron a usar modelos computarizados de imágenes de ultrasonido. Ahora estamos cosechando los frutos de esa investigación en hermosas imágenes en 3D.

A finales del siglo XX, la ecografía se había convertido en una rutina en las clínicas de maternidad en todo el mundo desarrollado.

Posteriormente, llegaron las ecografías en 4D. ¿Por qué pasó a ser más solicitada que la ecografía 3D? La respuesta es fácil, porque además de tener una imagen en 3 dimensiones, puedes ver al bebé en movimiento. De esta manera, ves si se chupa el dedo o si se mueve. Para los padres, estos pequeños gestos son muy significativos.

Llegan las ecografías 5D

Las ecografías en 5 dimensiones son mu similares a una ecografía 4D, pero con una resolución HD de alta definición . Esto hace que la imagen sea más nítida y puedas ver al bebé de manera más clara.

La evolución de las ecografías ha sido muy rápida en un par de décadas. Y, finalmente, con la aparición de las ecografías 5D tienes la sensación de tener a tu bebe al lado. En Bupi utilizamos las últimas tecnologías para poder mostrarte, con todo detalle, a tu bebé.